Sopa fría de Melón con Jamón

Melón: Su temporada coincide con los meses de verano. Fuera de esa época, es de invernadero o de importación.

  • Variedades y propiedades: La variedad “Galia” es la más rica en flavonoides, cuyo consumo contribuiría a disminuir el riesgo de padecer enfermedades del corazón y cáncer.
  • Número 1 en betacaroteno: Cuanto más maduro, más betacaroteno, un antioxidante que mantiene más jóvenes células y tejidos, y así previene enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Ingredientes para 4 personas: 1 melón, 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 ramitas de menta fresca, 1 limón, 1 yogur natural, sal, pimienta blanca y 40g. de jamón en linchas finas.

Parte el melón por la mitad, retira las semillas y la corteza y trocéalo. Pasa por la batidora junto con el yogur natural hasta obtener una crema homogénea. Exprime el limón y reserva.

Lava la menta, pícala (reserva unas hojas) y añádela a la sopa con el zumo de limón. Vuelve a triturar todo y salpimenta. A continuación, bate agregando el aceite poco a poco.

Sirve la sopa fría con el jamón y las hojas de menta reservadas.

 

 

Gazpacho de Sandía

Sandía: Con la llegada del calor, la sandía resulta muy recomendable, ya que es la fruta que más agua contiene. Por eso y por su riqueza en potasio es un excelente diurético.

  • Fuente de licopeno: Es rica en licopeno, como el tomate, cuyo efecto anticancerígeno es mayor que el de otros antioxidantes, según diversos estudios.
  • Músculos en forma: Un estudio de la Universidad Politécnica de Cartagena apunta que su consumo sirve para relajar el ritmo cardíaco y reducir los dolores musculares gracias al aminoácido l-citrulina.

Ingredientes para 4 personas: 1 tajada grande de sandía, 2 tomates maduros, 2 pepinos, 1 diente de ajo, 1 cebolleta, 2 cucharadas de zumo de limon y sal.

Pela los tomates, córtalos en dos y pasa por la batidora con la sandía. Pela los pepinos y el ajo, trocéalos con la cebolleta y añádelos, licuados, al batido anterior.

Añade el zumo de limon, media cucharadita de sal y mezcla bien. Sirve enseguida decorado con unas hojas de menta.

Zumo de Albaricoque y Zanahoria

Albaricoque: Empieza su temporada a finales de mes. Es muy beneficioso para la piel por ser una de la frutas más ricas en betacaroteno. Además:

  • Cuida tu vista: Por su elevado contenido en carotenos y vitamina A, su consumo es muy bueno para la vista, ya que ayudaía incluso a prevenir la degeneración de las células de la retina.
  • Los mejores: Si están todavía verdes pierden muchas de sus propiedades y cuando empiezan a ablandarse también, así que escoge ejemplares maduros pero un poco firmes.

Ingredientes para 2 personas: 4 zanahorias pequeñas, 1 naranja, 1 trocito de raíz de jengibre, 6 albaricoques maduros.

Lava bien los albaricoques. Córtalos en dos y retira el hueso.

Pela las zanahorias y pásalas por la licuadora junto con los albaricoques. Pasa por la licuadora también el trocito de raíz de jengibre pelado e incorpóralo a la mezcla.

Exprime la naranja y anádela al licuado. Cuando esté todo bien batido, sirve frío.

BENEFICIOS: Un delicioso y refrescante zumo rebosante de propiedades antioxidantes.

Ensalada de Queso y Cerezas

La Cereza: Contiene casi todos los nutrientes, aunque sea en poca cantidad, lo que explicaría sus numerosas propiedades, entre ellas su eficacia para potenciar el sistema inmune, según un estudio de la Universidad de Extremadura.

  • Más Beneficios: Contienen ácido elágico, con propiedades antioxidantes, que ayudaría a prevenir enfermedades cardiovasculares y potenciaría su acción anticancerígena.
  • Algunas diferencias: De las diferentes variedades, las más oscuras son más ricas en hierro, magnesio y potasio que las más claras.

Ingredientes para 4 personas: 200g. de cerezas, 100g. de ensaladas variadas, 100g. de queso fresco de cabra, 100g. de habas frescas, aceite de oliva, 1 cebolla morada, vinagre de jerez y sal.

Lava las cerezas y deshuésalas sin partirlas (reserva 4 cerezas para la vinagreta).

Desmenuza el queso fresco de cabra y lava los brotes de ensalada. Desgrana las habas. Pela la cebolla morada y córtala en tiras finas.

Prepara la vinagreta: Tritura las 4 cerezas con 4 cucharadas de aceite de oliva, 1 de vinagre y sal.

Mezcla las ensaladas, las cerezas, el queso, las habas y la cebolla. Aliña con la vinagreta y sirve.

Zumo de Papaya

La Papaya: En primavera acaba la temporada de esta fruta, una de las que posee más propiedades medicinales, tantas que, en algunos lugares, se conoce al papayo como el árbol de la “buena salud”.

  • El postre perfecto. Contiene papaína, que facilita la digestión de las proteínas. Un estudio del Hospital Universitario de Viena (Austria) también ha comprobado que mejora los síntomas del síndrome de intestino irritable.
  • Desintoxicante. Los expertos hablan de ella como una gran antioxidante, que contribuiría a eliminar y neutralizar toxinas, y a limpiar así el organismo.

Para 2 personas: 1 papaya, 1 cucharadita de jengibre, medio limón, 1 cucharadita de miel, 1 vaso de leche de arroz (opcional).

Pela la papaya, retira las pepitas, trocéala e introdúcela en el vaso de la batidora. Añade el jengibre, el zumo de limón y bate mientras incorporas poco a poco la leche de arroz bien fría. Endulza con una cucharadita de miel.

BENEFICIOS: Está indicado para calmar dolores de estómago, reforzar el sistema inmune y también ayudará a reducir los niveles de colesterol.

A Disfrutar!

Ensalada de pasta y fresas

La Fresa: La llegada de la fresa a los mercados marca el inicio de la primavera. Podrás disfrutarla hasta el mes de julio.

  • Ligera. Aporta pocas calorías, tiene un alto poder diurético (debido a la gran cantidad de agua que contiene) y su fibra regula el tránsito intestinal. Una combinación perfecta para controlar el peso.
  • Con más vitamina C. Su poder antioxidante contribuirá a reducir el colesterol, prevenir dolencias cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Toma las fresas enteras con unas gotas de zumo de limón, aprovecharás mejor esta vitamina.

Ingredientes para 4 personas: 200 g. de pasta, 6 champiñones, 40 g. de parmesano, 8 fresones, 1 pera, Menta fresca, 2 tomates secos, 2 limas, Aceite de oliva y sal.

Cuece la pasta al dente en agua con sal y deja enfriar. Corta los tomates secos en tiras finas y mézclalos con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen. Reserva.

Trocea los fresones, la pera y los champiñones en láminas. Rocíalos con zumo de lima.

Añade a la pasta la piel rayada de lima, la pera, los champiñones, la menta picada y el aceite con los tomates. Decora con los fresones y las virutas de parmesano.

Y a disfrutar!

Croquetas de Quinoa y puerros

Una receta sencilla y muy nutritiva gracias a su ingrediente base, la quinoa, que como habréis podido leer en el post “La quinoa, un alimento completo” es un producto biológico excepcional.

Datos de preparación:

4 Raciones – 18′ de preparación – 25′ de cocción.

 

 

 

Para la preparación de esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 150g. de Quinoa.
  • 650ml. de agua o caldo.
  • 1 puerro, cortado a rodajas finas.
  • 2 huevos batidos.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • Aceite de oliva virgen, pimienta blanca y sal.
  • Rúcula para acompañar.

Paso 1.- En una cazuela de acero inoxidable, con el aceite caliente, se dora el puerro a fuego medio.

Paso 2.- Se echa el agua o caldo y, cuando rompa a hervir, se añade la quinoa. Se deja cocer, tapado y a fuego medio, hasta que absorva el agua y se torne transparente. Luego se retira, se destapa y se deja enfriar.

Paso 3.- En un cuenco se mezcla la quinoa con los huevos, el perejil, pimienta y sal. Se forman croquetas, se fríen en aceite bien caliente y se sirven con rúcula.

CONSEJOS:

  1. Antes de cocer la quinoa debemos lavarla bien con agua fría, frotándola ligeramente, para eliminar los posibles restos de saponinas que la amargan.
  2. A la hora de dorar el puerro le podemos añadir también ajo cortado a láminas, al gusto, le aporta algo de sabor.
  3. Cuando hagamos las croquetas es aconsejable que tengan un tamaño reducido para su mejor manipulación, si observamos que la “masa” no queda muy ligada y se nos rompen podemos añadir huevo para facilitar la cohesión.
  4. Si queremos un producto elaborado más ligero, podemos sustituir la fritura por un horneado en una bandeja pintada de aceite, a temperatura media-alta y durante 20 minutos.

 

Una ración aporta: 329 Calorías, 35g. de hidratos de carbono, 12g. de proteínas y 16g. de grasas vegetales.

Flan de Plátano

Esta receta con productos biológicos hará las delicias de los más golosos…

Sorprende a tu familia con la preparación de un Flan de Plátano totalmente natural y exquisito.

 

 

 

 

Para la preparación de esta receta necesitamos los siguientes INGREDIENTES:

– 4 Plátanos maduros.

– 3 vasos de Leche de arroz.

– 2 cucharadas soperas de Melaza de arroz. (Miel de arroz. Opcional, al gusto)

– Media vaina de Vainilla. (Habiendo rascado el polvo)

– Ralladura de medio Limón.

– 4 cucharadas soperas de Agar-Agar. (Alga en copos)

– 1 cucharada sopera de Kuzu. (Almidón de raíces de Pueraria)

– Una pizca de sal.

 

Ingredientes Flan de Plátano Ingredientes Flan de Plátano

 

PREPARACIÓN:

Ponemos en un cazo los plátanos troceados junto con la leche de arroz, la melaza y la vainilla. Cocinamos a fuego bajo durante 10-12 minutos o hasta que el plátano quede compotado.

Retiramos la vainilla del cazo y añadimos los copos de agar-agar y la ralladura de limón. Lo seguimos cocinando 10 minutos más.

Diluimos el kuzu en un poco de agua fría y lo añadimos al cazo. Removemos en 8 hasta que quede bien integrado. (Puede pasarse la mezcla por la batidora para que quede más homogénea, según el gusto)

En el fondo de las flaneras ponemos un poco de melaza reducida al fuego y las rellenamos con la mezcla. Dejamos enfriar… y listo para servir!